Inicio Blog del agua Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes
Los depósitos a partir de 4 m3 son construidos in situ a partir de piezas prefabricadas, sobre una solera de hormigón, practicándose en último lugar las tomas y entradas de agua requeridas para nuestra instalación.

Depósitos  fabricados con chapa de acero corrugado y galvanizado, de acuerdo con las Normas UNE.36-130-76  y Euronorma 124-79,  que garantiza la resistencia a la corrosión y aseguran su inalterabilidad total a las mas fuertes deformaciones. Recubiertos interiormente  con pintura clorocaucho y exteriormente con resina epoxi verde.
Las soluciones prefabricadas, con pequeños volúmenes de agua almacenable son soluciones inmediatas y de alta durabilidad.
Soluciones económicas  de almacenamiento de agua de gran capacidad (a partir de 2.000 m3) donde la instalación de depósitos prefabricados resultaría demasiado costosa.
En un contexto de mercado cada vez más exigente, donde es imperativa la trazabilidad de los productos agrícolas, la lucha biológica se ha demostrado como una poderosa arma contra plagas y enfermedades, al tiempo que resulta una buena herramienta en la comercialización internacional de nuestros productos.

La utilización de trampas, insectos auxiliares y otras herramientas biológicas, permitirán reducir el uso de pesticidas y biosanitarios, al tiempo que aseguran una actuación más duradera contra la plaga.

Todas las armas biológicas son respetuosas con el medio ambiente, los fitosanitarios no siempre son tan específicos con las plagas como desearíamos y pueden perjudicar a organismos “amigos” como polinizadores y otros colaboradores.

Las trampas biológicas nos permitirán conocer el tamaño de las poblaciones, de manera que determinaremos los umbrales máximos admisibles a partir del cual aplicaremos otras soluciones contra ellas. La inclusión en nuestra explotación de un organismo depredador ó parásito de nuestra plaga actuará eficazmente contra ella, manteniendo bajas sus poblaciones.

En invernaderos, donde se evita la entrada de plagas mediante mallas antitrip, la introducción de abejorros polinizadores en el cultivo garantiza una polinización adecuada, con frutos abundantes y bien formados, especialmente para fresa.
El control de parámetros como la humedad del suelo y la calidad del agua de riego, nos permitirá anticiparnos ante problemas tan dañinos al cultivo como el encharcamiento, estrés hídrico, caída de frutos, sodificación del suelo y alcalinización.
Las diferentes sondas incorporan materiales que ante diferencias químicas o físicas en el agua o en el suelo , tales como el pH, la temperatura o el contenido de agua, emiten una señal eléctrica, cuya intensidad es interpretada numéricamente por el dispositivo de medición.
La utilización de sustratos artificiales evita la variabilidad inherente al cultivo en suelo, de manera que toda la explotación es uniforme y más fácil de manejar y mecanizar. Para obtener buenos resultados durante la germinación, el enraizamiento y el crecimiento de las plantas, se requieren las siguientes características del medio de cultivo:

a) Propiedades físicas:
Elevada capacidad de retención de agua fácilmente disponible.
Suficiente suministro de aire.
Distribución del tamaño de las partículas que mantenga las condiciones anteriores.
Baja densidad aparente.
Elevada porosidad.
Estructura estable, que impida la contracción (o hinchazón del medio).

b) Propiedades químicas:
  • Baja o apreciable capacidad de intercambio catiónico, dependiendo de que la fertirrigación se aplique permanentemente o de modo intermitente, respectivamente.
  • Suficiente nivel de nutrientes asimilables.
  • Baja salinidad.
  • Elevada capacidad tampón y capacidad para mantener constante el pH.
  • Mínima velocidad de descomposición.

c) Otras propiedades.
  • Libre de semillas de malas hierbas, nematodos y otros patógenos y sustancias fitotóxicas.
  • Reproductividad y disponibilidad.
  • Bajo coste.
  • Fácil de mezclar.
  • Fácil de desinfectar y estabilidad frente a la desinfección.
  • Resistencia a cambios externos físicos, químicos y ambientales
Página 2 de 3